La técnica definitiva con la que aprenderás cualquier idioma

La técnica definitiva con la que aprenderás cualquier idioma

Primera parte

¿Crees que aprender un idioma, no importa cuál, es duro o difícil? ¿Has escuchado alguna vez decir que llegar a un buen nivel de inglés es muy complicado? O quizás ¿has llegado a un buen nivel de español pero sientes que no avanzas? Este tema me interesa muchísimo y por eso he querido invitar a Júlia Villalobos, experta en desbloquear conflictos del pasado para avanzar en el presente. Hoy podrás aprender cualquier idioma con estas sencillas técnicas que te proponemos Júlia y yo.

Antes de empezar y dejarte en las manos de Júlia, decirte que esta es la primera entrada de un total de dos. La segunda parte la encontrarás en el blog de Júlia. Ahora sí, te dejo con ella y con el vídeo en directo que hicimos en Instagram y que tanto éxito tuvo.

¡Hola! Al teclado Júlia. Para empezar, debemos entender por qué y cómo hacemos las cosas. Lo mejor, o lo que más me ha ayudado a mí, a mi vida y a las personas que trabajan conmigo, es entender cómo funciona la mente (su mente). Qué quiere, qué necesita, porqué hace lo que hace y porqué pensamos lo que a veces pensamos. Los pensamientos nos hacen tomar decisiones y por ende, para mejorar nuestras acciones es importante entender estos pensamientos, entender a la mente.

Tres partes claves que necesitas conocer sobre la mente

1. La mente quiere evitarte el dolor

Además de esto, a tu mente no le interesa que seas feliz, es decir, le da bastante igual porque su objetivo principal es que vivas, que sobrevivas. Por eso va hacer todo lo posible para que estés a salvo. Incluso hacer que no hagas nada. Hacer que te quedes en esta tan conocida zona: la zona de confort (que de confort tiene poco, porque no te hace feliz). El tercer objetivo de la mente es integrar información del medio para poder adaptarse y así ayudar a que sobrevivas y evoluciones. Integra información de todo aquello que es nuevo y que puede suponer un peligro para tu supervivencia.

2. La mente almacena información por grupos.

La parte interesante es cómo hace este proceso. La mente almacena recuerdos y experiencias por grupos de símbolos (podemos llamarlo metáforas simbólicas). Por ejemplo en el grupo simbólico de chicos rubios va a poner todos los chicos rubios que conozcas, en el grupo de personas italianas, igual. Y da un valor a este grupo según si la experiencia que ha tenido en el pasado ha sido ‘buena o mala’. ¡Nota! Tu mente no diferencia entre malo y negativo o bueno y positivo. Sino que, al querer adaptarse al medio, el grupo con el que tuvo una experiencia que le causó demasiada tensión y no pudo incorporar la información necesaria para seguir adelante, queda registrada como grupo “conflictivo” o “malo”. Cada vez que vives o revives algo parecido o con un grupo similar, tu mente te va a decir ¡Ey, vigila! Que con esto sufrimos y voy a ver (te está protegiendo) si te vas a sentir bien o mal o si está bien que nos relacionemos con esto.

3. Si un grupo de recuerdos es tu experiencia con un idioma…

Por esta razón, cada vez que estás en contacto con uno de estos grupos “negativos” tu mente te va a poner en alarma. Si uno de estos grupos es un idioma o el aprendizaje de este, es decir si la experiencia que tuviste con un idioma (sea hablándolo, aprendiéndolo o estando en el país fue “negativa”) va a hacer que inconscientemente recuerdes todas las cosas malas que sentiste cuando aprendías. Eso hace que estés bloqueado cuando lo intentas hablar, aprender o mejorar. Si te sentiste tonto o tonta hablándolo, la mente va a evitar que lo hables para evitarte el dolor de sentirte mal. Si relacionas este idioma con una persona que te rompió el corazón, va a querer que no lo practiques para que no sientas el dolor que sentiste en el pasado.

La única forma de hablar un idioma con el que tienes bloqueo es decidiendo ver de dónde sale el conflicto y resolverlo.

Júlia Villalobos

¿Cómo se hace esto? Descubre cómo hacerlo en este vídeo.

Consejos para aprender cualquier idioma con Júlia Villalobos

Si has llegado hasta aquí es porque quieres saber cómo aplicar todo este conocimiento en un ejercicio práctico:

Haz una lista de 10 cosas positivas que pasan o sientes al hablar, practicar o saber este idioma y cultura. Por qué lo estas aprendiendo y cómo te hace sentir y otra lista con 10 cosas negativas teniendo en cuenta lo mismo.

¿Qué tal? Te doy una pista. Si te ha sido más fácil encontrar las 10 negativas que las positivas y además hay más negativas que positivas significa que inconscientemente (ahora lo estamos haciendo consciente) tu relación con este idioma concreto es “demasiado” conflictiva. Entonces tu mente no va a estar de tu parte para que aprendas este idioma, al contrario, va a evitar que lo hables, que lo estudies o que incluso quieras viajar al país o tengas amigos del país. Está evitándote dolor que ella conecta con experiencias del pasado. Al hacer esto, no crea dopamina que es el neurotransmisor encargado de las respuestas nerviosas relacionadas con la expresión de las emociones. Cuando nuestro cerebro administra dopamina sentimos felicidad y ganas de hacer más, es una sensación de placer. Sentir esto nos anima a seguir creando objetivos y alcanzarlos.

En este punto (si la lista negativa era más larga) tienes dos opciones:

A) La primera es que conscientemente decidas y te auto convenzas de escribir más cosas positivas (sé creativo) para que la idea que tienes de este idioma concreto cambie. Así, estás creando nuevas conexiones neuronales para cambiar la experiencia.

B) La segunda opción, es que te dejes sentir y sueltes la emoción (tensión) que sientes por este idioma.

Y aquí nos quedamos por ahora, recuerda que en el siguiente vídeo verás cómo Júlia aplica un ejercicio de visualización conmigo para que pueda desbloquear mi conflicto con el inglés y que tú también puedes practicar en casa.

¿Ves qué fácil? Lo más interesante de todo es que tú también puedes aplicar estas técnicas y desbloquear tu conflicto (si lo tienes) con el idioma que aprendes. Te recomiendo ir a cómo ser un crack hablando idiomas para leer toda la explicación que Júlia nos da en el vídeo.

Como siempre, te doy las gracias por estar aquí y por leerme. Y ya sabes, comparte esta entrada si crees que le puede interesar a alguien más.

 

 

2 comentarios

  1. […] Para leerla la primera parte visita el blog de Better in Spanish con Lidia Viso aquí: http://betterinspanish.es/la-tecnica-definitiva-con-la-que-aprenderas-cualquier-idioma/ […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *